<< Volver
Qué es Mindfulness
Aprende a vivir despierto con aténción plena



Suscríbete a nuestro canal de Youtube "inyogaes"
para escuchar más meditaciones
https://www.youtube.com/user/inyogaes/videos


MIDFULNESS ¿Qué es?

La atención plena o mindfulness es la toma de conciencia que se cultiva prestando atención SIN JUICIO, instante tras instante. Esta capacidad, que emerge naturalmente de la vida, se ejercita a través de una práctica llamada meditación. La meditación tiene que ver con prestar atención, cosa que solo podemos hacer a través de todos nuestros sentidos, incluida la mente. La atención plena nos enseña a hacernos amigos de nosotros mismos y de nuestra experiencia, que es muy amplia e incluye nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestro corazón y todo nuestro mundo.

Si queremos captar la realidad de nuestra vida mientras la vivimos, deberemos despertar a nuestros momentos. De lo contrario, días enteros, incluso una vida entera, podrían transcurrir sin que nos demos cuenta. Cada momento perdido es un momento NO VIVIDO. Cada momento perdido aumenta las probabilidades de que también se nos escape el momento siguiente y no lo vivamos conscientemente, lo que nos mantiene atrapados en hábitos automáticos que nos impiden vivir de un modo más atento y más consciente.

La meditación no es una técnica, sino una forma de ser. La meditación no consiste en esforzarnos en llegar a un determinado lugar, sino en permitirnos estar precisamente en el lugar en el que estamos tal y como estemos y en dejar que en ese instante, el mundo sea también exactamente tal cual es.

“El mejor modo de ocuparnos del futuro consiste en prestar atención al momento presente”


¿TE GUSTARÍA DAR UN PASO IMPORTANTE EN TU BIENESTAR Y SALUD?

No solo el cuerpo requiere cuidados a través del ejercicio y 
la alimentación sana, también nuestra mente necesita de
cierta gimnasia mental.

¿QUIEN PUEDE MEDITAR?

Realmente toda persona puede iniciarse en la práctica y en el hábito, con la excepción de los casos en que se sufra de algún trastorno psiquiátrico que requiera un tratamiento médico específico o incluso psicológico. No obstante hay trastornos que pueden verse beneficiados de la práctica, como son especialmente los trastornos de ansiedad y estrés, para los cuales hay pautas orientadas a la mejoría y la superación de dichos estados.



“No puedes detener las olas,
pero puedes aprender a surfear”.